Vivir en la Matrix

Comunicación, medios y tecnología

Actualidad

Un fallo que sienta precedente: la Justicia puede obligar a Facebook a retirar mensajes difamatorios

Otra vez la Unión Europea pone en jaque a un gigante de internet. Esta vez el Tribunal de Justicia de la región consideró legal que una red social sea obligada a eliminar en todo el mundo contenidos considerados “difamatorios o injuriosos” por los tribunales de cualquier país miembro.

Concretamente, el Tribunal de Justicia de la UE afirmó que la legislación de la comunidad europea “no se opone a que un tribunal de un Estado miembro pueda obligar a un prestador de servicios de alojamiento de datos” a “suprimir los datos que almacene y cuyo contenido sea idéntico al de una información declarada ilícita con anterioridad”.

De este modo, cualquier red social, y en el caso de la demanda actual Facebook, puede ser obligada a eliminar comentarios repetidos que ya hayan sido considerados injuriosos en un pleito legal en cualquier país miembro.

La decisión fue tomada a raíz de una demanda iniciada por la diputada austríaca Eva Glawischnig-Piesczek, quien demandó a Facebook ante los tribunales de su país porque consideró que un usuario de Facebook se burlaba de ella al comentar un artículo publicado en la prensa sobre el apoyo de su partido a los refugiados.

La dirigente exigió que se elimine ese comentario, medida que fue aceptada por la Justicia de Austria, que declaró el post como “ofensivo y difamatorio”. Sin embargo, para poder fallar sobre la eliminación del contenido pidió la opinión de la Corte europea, ya que la directiva sobre Comercio Electrónico afirma que un prestador de servicios de alojamiento de datos como Facebook no es responsable de la información almacenada cuando no tiene conocimiento de su carácter ilícito o cuando actúa con prontitud para retirarla.

Los argumentos del fallo

Ante esto, la Corte consideró que esa exención no afecta a la posibilidad de que se exija a la empresa poner fin a una infracción o impedirla, incluso suprimiendo los datos ilícitos o impidiendo el acceso a ellos.

Los jueces explicaron que la Directiva prohíbe a los Estados o a la Justicia exigirle a las empresas la obligación general de supervisar los datos que almacenen. Pero subrayó que no se opone a que un tribunal de un Estado miembro pueda obligar a las compañías  suprimir o bloquear el acceso a los datos que almacene cuyo contenido sea “idéntico” al de una información declarada ilícita anteriormente.

El fallo sienta un gran precedente, ya que de prosperar definitivamente cualquier tribunal europeo podría exigirle a Facebook que baje contenidos si éstos fueron considerados injuriosos en una instancia judicial. Además, el tribunal de Luxemburgo afirmó que esos datos deberán ser bloqueados “a nivel mundial” y no solo en Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *